Casas prefabricadas: ¿cómo hacer el mantenimiento de las paredes exteriores?

Las casas prefabricadas baratas de madera son una excelente inversión, ya que funcionan como un espacio versátil y acogedor que se puede aprovechar en cualquier momento del año, ya sea para estar solo o en familia. Una casa prefabricada puede resultar muy provechosa tanto para tomarse unos días de descanso, como para instalarse a trabajar o para reunirse con amigos.

Ahora bien, lo que es muy importante y se debe tener en cuenta es el correcto mantenimiento de la casa. Si el mantenimiento está al día, no va a haber ningún inconveniente y la casa va a tener una larga vida útil. Si no sabes cómo hacer el acondicionamiento de tu casa prefabricada, no te preocupes. En esta entrada, te contamos cómo puedes acondicionar tu casa y cómo puedes hacer el mantenimiento de las paredes exteriores de tu casa para que se mantengan en óptimo estado.

¿Por qué es importante el mantenimiento de las casas prefabricadas?

Si bien es muy importante que tanto la planificación como la construcción de la casa se lleven a cabo de manera correcta, debes saber que el mantenimiento de la casa también es fundamental. Puede que no estés seguro de qué es lo que hay que hacer en términos de mantenimiento, pero no te preocupes, que siguiendo estos consejos no vas a tener ningún problema.

Como con cualquier pertenencia de valor, el cuidado es imprescindible. En el caso de una casa prefabricada de madera, debes saber que existen varios factores que pueden afectarla. Según las condiciones climáticas del lugar en donde esté emplazada la casa, va a depender el daño que van a recibir los materiales de los que está hecha. Por ejemplo, si está instalada en una zona sin árboles, donde le da el sol directo durante mucho tiempo, las paredes exteriores van a sufrir un deterioro. De igual manera, si la casa se encuentra cercana al mar, el aire marítimo va a tender a erosionar las superficies, por más duras y resistentes que sean. Las lluvias, heladas y la nieve también afectan las paredes exteriores de las casas prefabricadas baratas. Incluso los insectos que pueda haber en el lugar, pueden llegar a dañar la madera con la que está construida la casa.

Siempre se recomienda que se realice un mantenimiento periódico. En primer lugar, conviene tratar la casa prefabricada de madera tan pronto esté construida. Luego, conviene retocarla cada tres años aproximadamente para que el exterior se mantenga en buen estado. Debes saber que cuanto más se mantenga al día con los cuidados, será más fácil y rentable protegerla. Esto es así, ya que el proceso de descomposición de la madera está vinculado con la humedad, el aire y el calor. Al tratar la casa, la proteges de estos factores, y logras detener o retrasar su deterioro.

¿Cómo hacer el mantenimiento de las paredes exteriores?

En lo que se refiere a la fachada de las casas prefabricadas de madera, una de las opciones más comunes son las fachadas ventiladas. Estas tienen una cámara de aire para la ventilación entre la pared y la capa de aislamiento térmico. Gracias a ello, las fachadas ventiladas, en comparación con otros tipos de construcciones de fachada, ofrecen un montón de ventajas. Por sobre todo, les da gran protección a las paredes de la casa y una gran durabilidad. La gran ventaja de una fachada ventilada es la protección contra los problemas causados por el exceso de humedad. A su vez, otra ventaja que podemos destacar es que las fachadas ventiladas no dejan puentes térmicos debido a la cámara de aire y, en el caso de una construcción de madera sin aislamiento, también permite aumentar la resistencia térmica de las paredes de la casa prefabricada de madera.

Ahora bien, para el mantenimiento del exterior de la casa se recomienda prestar especial atención a todas las juntas alrededor de las puertas y ventanas, el techo y los espacios visibles entre el techo y los cimientos. Es clave evitar cualquier indicio de humedad dentro y fuera de la construcción.

¿Cómo limpiar exteriormente tu casa prefabricada?

A continuación, te contamos cómo puedes hacer la limpieza y el teñido del exterior de tu casa:

Limpieza

Lavar el exterior de una casa de madera es una gran oportunidad para eliminar la suciedad del nivel de la superficie, como polvo, moho, polen, heces de aves y depósitos de insectos. Además, vas a poder observar las áreas que normalmente no puedes ver por encontrarse sucias. Al inspeccionar las paredes, recuerda fijarte si encuentras masilla suelta o agrietada, marcas en la madera, nudos reventados, signos de humedad, moho o modulación, manchas descoloridas y salpicaduras de las canaletas.

Para lavar el exterior, la técnica más recomendada es lavarlo con agua tibia y detergente suave, ambos con iguales proporciones. La herramienta que te ayudará a eliminar correctamente la suciedad de la superficie es un cepillo de cerdas suaves. Cuando inspecciones los alrededores de la casa, debes chequear que los drenajes no tengan agua estancada, y que no haya ninguna planta a menos de medio metro de distancia de las paredes exteriores. De esta manera, evitas la presencia de humedad.

Teñido

Con relación al teñido, existen distintos tratamientos que puedes elegir según tus preferencias y tu presupuesto. Algunos son a base de agua, y otros a base de aceite. Los que son a base de agua son más cuidadosos con el medio ambiente y suelen ser más duraderos. Debes tener en cuenta que el tinte siempre se aplica sobre madera seca y limpia, e incluso, puede estar lijada previamente. La primera aplicación del tinte dura dos años, dependiendo de la calidad y la cantidad del tinte aplicado. Siempre que la casa prefabricada está más expuesta al sol, debe tratarse con más frecuencia, y se le debe aplicar protección UV de larga duración. Además de ello, conviene aplicar tratamiento repelente al agua, y fungicidas para mantener la casa en buen estado por más tiempo.

Como pudimos ver, el mantenimiento regular es clave para asegurar una larga vida útil de la casa de madera. Además, estarás evitando cualquier trabajo costoso de restauración que pueda surgir por no haberse ocupado del mantenimiento.

Ir arriba