Centro de mesa para dar un toque natural

Si quieres dar un toque natural, hoy os presento este centro de mesa. Hecho con un cajón pequeño, la maceta ha quedado estupenda. Ese color verde, que desprenden las plantas, dan una pincelada de vitalidad al espacio. Es fácil crearlo, aunque no lo vamos a hacer para cultivar ahí la planta. Ten en cuenta que esta vez el detalle es solamente decorativo.

centro de mesa

Si utilizas plantas reales, con los días acabarán marchitándose. Aunque siempre puedes renovar este centro de mesa con otras flores, plantas, hierbas u hojas que quieras. También es una idea utilizar flores sintéticas o de tela. Hay de muchos tipos y, bien escogidas, quedan muy bien. Esta última opción es estupenda para añadir color a tus espacios, sin necesidad de estar pendiente del riego o cuidado de la planta.

Utilizar un pequeño cajón, como contenedor o maceta, es una ingeniosa solución. Puede que tengas cajones que no utilices. Puedes escoger pequeños, para dar un pequeño detalle o guiño a la decoración o también puedes utilizar cajones grandes... como si fueran jardineras. Es una idea transformar el cajón en una maceta de verdad. Aunque para hacer esto habría que forrarlo correctamente por dentro, para que el agua no esté en contacto con la madera. Además tendrías que crear un buen sistema de drenaje para que no se estanque el agua, dentro del cajón.

La idea que planteo hoy, es más sencilla. Basta con rellenar el cajón de piedras, pueden ser de colores, de verdad o de mentira. Puedes rellenar el cajón con canicas u otros abalorios que te gusten y luego añadir las flores. También es una idea añadir tierra, luego hacer un agujero, poner la flor y añadir más tierra. Acaba con unas cuantas piedras u otro tipo de adorno que te guste y listo. Si haces varios de estos cajones, te servirán como centro para decorar cualquier superficie ¿Qué te parece?

Fuente: architectureartdesigns