Columpios de jardín, diversión asegurada

Aquellas familias que tienen un jardín o una terraza podrán aprovechar para colocar un columpio, accesorio gracias al cual los niños conseguirán mucha diversión. Además, si eliges el modelo apropiado, podrás conseguir un complemento decorativo muy interesante. En el mercado encontraremos diferentes modelos y diseños de columpios de jardín, algunos de ellos bastante económicos.

Hasta hace algunos años encontrar un sitio en el que vendieran columpios o balancines podría ser difícil, en la actualidad son muchos los sitios que se dedican a la venta de elementos para el jardín o juguetes de este tipo. Se puede comprar de los materiales más variados, con uno o dos asientos para los pequeños y muy fáciles de instalar.

Columpios de jardín
Fuente: Manuel

En sitios como Carrefour te ofrecen una gran cantidad de columpios, desde modelos para los niños más pequeños hasta los modelos ideales para los niños más grandes, con estructuras que soportan más peso. Uno de los materiales más usados en la actualidad es el plástico. Por sus características son fáciles de colocar y no llegan a pasar (dependiendo el modelo) de los 150 euros.

Si quieres un modelo de madera tendrás que pagar unos cuantos euros más, ya que el precio ronda los 300 euros. Este material se caracteriza por su resistencia y por combinar a la perfección en un ámbito natural.

En algunos casos encontramos modelos cuya estructura es de madera y los asientos están creados de plástico. Dependiendo del modelo y de la calidad del plásticos este materia soporta cerca de 50 kilos y no mucho más.

Las estructuras de los columpios realizados en metal tienen la ventaja de ser más livianos, lo que ayudará a colocarlos y trasladarlos fácilmente. Los podremos encontrar en muchos colores y diseños muy divertidos, además de los convencionales. En estos casos se aconseja que los niños que lo vayan a usar no pesen más de 35 kilos o colocar un soporte para que aguante más peso.