Cómo cuidar un cactus de interior

Si quieres aprender a cuidar un cactus de interior, aquí te dejo algunos consejos a seguir. Esta planta, te la recomiendo si eres una persona que no tiene tiempo para regar y cuidar otras especies más delicadas. Si te encanta decorar con plantas, piensa en comprar un cactus de este tipo.

Cuidar un cactus de interior, es relativamente fácil. No les hace falta tanta cantidad de agua, como a otras plantas y además son muy resistentes. Si te apetece decorar con ellos, compra un conjunto de diferentes formas. Unidos darán un toque estupendo, en el lugar donde los pongas.

cuidar un cactus de interior
Fuente: Stacie

Cuidados de un cactus de interior

Transplanta tu cactus, cada dos años. Hazlo a una maceta, siempre de arcilla. Además deberá tener un buen drenaje y si no haz unos agujeros en la base de la misma. Luego añade la tierra. Si puede ser, utiliza un abono orgánico con fibra de coco, hojas, corteza, turba… etc. Al rellenar de tierra la maceta, no lo hagas hasta el borde. Deja unos 5 cm de espacio, de esta forma el cactus crecerá mejor.

Por otro lado, el riego deberá ser poco. Con una vez por semana que se nutran de agua, tus cactus estarán espléndidos. Por ello son plantas que puedes dejar tranquilamente en casa e irte de viaje durante unos días. Es cierto que en invierno, hay que regarlos con más frecuencia. Esto se debe, a que son plantas de interior y puede que el clima esté más seco debido a las estufas y radiadores. Esto hace que la humedad disminuya, desfavoreciendo a tu planta. Por este motivo debes regar con más frecuencia.

Cada vez que riegues (una vez a la semana) hazlo hasta ver como sale el agua, por los agujeros de drenaje. Después no vuelvas a regar, hasta la próxima semana. Además siempre comprueba que la tierra esté un poco seca, al hundir un dedo en la superficie. NO encharques la maceta.

Por último, este tipo de cactus son plantas que necesitan estar en zonas muy bien iluminadas. Ponerlo al lado de la ventana, es una gran idea. También se pueden poner en el suelo, la lado de una cristalera que haya en un espacio iluminado. No lo pongas directamente al sol, durante demasiadas horas.

¿Que te parecen estos consejos? ¿Qué otros cuidados básicos podrías compartir?