Cómo defender el jardín con mariquitas frente a las plagas

Si cuentas con un jardín o un huerto ecológico en casa debes huir de los pesticidas. Una buena manera de acabar con los bichos que asolan tus plantas es defender el jardín con mariquitas.

Las mariquitas son un animal que solemos ver por nuestros campos y ciudades. Tienen el cuerpo redondeado y poseen colores chillones que sirven para alejar a los depredadores, lo que se conoce como aposematismo. El tener colores vivos en la naturaleza tiende a significar que el animal es venenoso, pero no ocurre así con las mariquitas. En este caso es una especie de engaño que sirve a la mariquita para alejar a sus principales depredadores pensando que estas son venenosas. En realidad no poseen ningún veneno pero su sabor es completamente asqueroso, lo que en cierta medida, da la razón a sus colores. Estos bichejos son totalmente inofensivos, es más, puedes cogerlos sin que en ningún momento echen a volar, es decir, no se defienden lo más mínimo. Suelen posarse en las plantas ya que ahí es donde tienen su alimento principal: el pulgón.

El pulgón suele ser la principal causa de plagas en muchos tipos de plantas como los rosales y muchas hortalizas. Si contamos con un jardín o huerto ecológico sabrás que, ni para combatir las plagas, podemos usar pesticidas ni ningún producto sintético, ya que arruinaría la filosofía con la que hemos creado nuestro espacio verde. Una buena práctica para combatir las plagas es defender el jardín con mariquitas ya que son su depredador principal. Las mariquitas se alimentan única y exclusivamente de pulgón, tanto verde como negro. Una mariquita adulta es capaz de devorar hasta cien pulgones diarios y en modo larva, hasta cincuenta ejemplares de pulgón.

Fuente: Anika
Fuente: Anika

Las mariquitas son lo que se conoce como “animales auxiliares”, es decir, son devoradores de parásitos de flora y fauna. Por eso si contamos con un jardín ecológico, unos cuantos ejemplares de mariquitas vendrán de perlas para asegurar la salud de nuestras zonas verdes. Las mariquitas adultas suelen estar en plantas que tengan pulgón, es por eso que solemos verlas siempre posadas en plantas. Una ventaja de las larvas de mariquita frente a las mariquitas adultas es que, las larvas suelen permanecer en las plantas donde haya alimento, mientras que las adultas, una vez saciado su hambre suelen volar hacia otro lugar en busca de más comida.

¿Donde conseguir mariquitas?

Vivimos en un mundo donde predomina lo sintético y transgénico, en donde los pesticidas controlan la salud de las plantas que nos comemos y cada día más. Es por eso que se ha convertido en una tarea harto complicada el encontrar mariquitas. Aún es posible si nos vamos a una zona campestre, principalmente a una zona verde en donde predominen las flores, en especial las rosas. Si nos fijamos detenidamente seguramente encontremos algún ejemplar que podamos añadir a nuestro jardín. Pero como he dicho antes así tendremos solo mariquitas adultas y, cuando hayan acabado de comer en nuestras plantas, partirán hacia otro lugar que les guste más.

Catlovers
Fuente: Catlovers

En grandes establecimientos de jardinería puede que encuentres kits de mariquitas en los que se incluyen muchas larvas, unas cuantas mariquitas además de pienso para que estacionen siempre en el lugar de tu jardín. Estos kits son muy beneficiosos para nuestro espacio verde y para nada intrusivos. Si sigues sin encontrar ningún espacio donde comprar mariquitas, otra zona donde suele haber es en tiendas especializadas en juguetería. Allí venden kits de observación de mariquitas que podemos aprovechar para soltar en el jardín. Lo malo de esto que es que suelen venir muy pocos ejemplares tanto de larvas como de insecto adulto. Lo que no recomendamos bajo ningún concepto es comprarlas en Internet ya que, por regla general, suelen venir muertas.

Fuente: Daniela
Fuente: Daniela

Nuestras amigas las mariquitas

Resumiendo, las mariquitas cumplen con un papel muy importante en nuestro ecosistema a la hora de mantener naturalmente el avance de las plagas, lo malo, es que con la llegada de la tecnología sufren el ataque indiscriminado de los insecticidas, plaguicidas, pesticidas… Estos productos no solo matan a los parásitos si no que también se encargan de eliminar a estos magníficos colegas de jardín, reduciendo considerablemente su presencia en nuestros espacios verdes.

Si abogamos por apostar por estos simpáticos seres en nuestra lucha ecológica contra las plagas, en especial la del pulgón, y realizamos más actos para criarlas, mantenerlas y atraerlas hacia nuestros huertos y jardines, serán ellas mismasl, juntos sus compañeros los “animales auxiliares”, las que consigan mantener un equilibro constante entre ellas misma y las fastidiosas plagas. Haciéndonos gozar así de un jardín saludable y sobre todo, ecológico. Apuesta por defender el jardín con mariquitas y el ecosistema te lo agradecerá

¿Y tú? ¿Sabías de las propiedades de las mariquitas? ¿Las has usado alguna vez?

2 Comentarios

Comments are closed.