Consejos para el cuidado de tus palmeras

Las palmeras son plantas realmente increíbles, muchas se desarrollan de diferentes formas, creciendo con elegancia y con distintos requerimientos que se basan en sus lugares de origen.

Las palmeras pueden ser clasificadas según el tipo de hoja: las hojas de tipo palmado, de tipo abanico y las palmeras de hojas pinnadas tipo plumas de pájaros. Normalmente las palmeras se encuentran en zonas de climas tropicales y subtropicales del mundo. En la actualidad hay 2800 especies diferentes.

En Europa son originarias tres especies:

  • Palmito (Chamaerops humilis).
  • Palmera Canaria (Phoenix canariensis). Especie que geográficamente pertenece a África
  • Phoenix theophrasti, encontrada en la isla de Creta y algunas regiones de Turquía.

Palmeras

En África encontramos más de 120 especies
En los Trópicos de Asia encontramos unas 1400 especies
América: encontramos unas 800 especies
Australia e islas cercanas: 400 especies

Desde hace miles de años las palmeras se convirtieron de gran utilidad para las personas que habitaban los trópicos, en muchos casos fueron fundamentales para garantizar la supervivencia, ya que servían como alimentos (cocos, cogollos comestibles), para construir techos, cestos, cuerdas, papel, casas. Además permiten obtener vino, licor, azúcar, aceite.

Si quieres cultivar palmeras en macetones puedes hacerlo, pero deberás sacarla en las estaciones de clima más cálidos y resguardarlas del frío durante el invierno. En los interiores las palmeras lucen muy elegantes.

El riego de las palmeras debe ser frecuente, desde que se la planta en el jardín hasta que alcanza los dos años. Después de este tiempo la planta ya se habrá establecido en la tierra y unicamente requerirá del agua de la lluvia o de escasos riegos.

Foto | Flickr