Cuidados básicos para rosales (Parte II)

Seguiremos hablando de los diferentes cuidados básicos que deben recibir los rosales. En el artículo anterior nos hemos referido a la forma en que debe plantarse. Hoy comenzaremos hablando del riego y de la tierra.

El riego de los rosales debe realizarse cuando la tierra se presente seca o al menos una vez a la semana, los riegos deben ser abundantes, para garantizar que el agua llegue hasta las raíces. Los riegos escasos generarán un importante debilitamiento en las plantas, además de que las flores serán mucho más pequeñas y los períodos de floración más corta. La tierra deberá mantenerse carpida, evitando las grietas naturales del suelo.

Cuidados básicos para rosales

En el momento de la plantación no se deberá colocar ningún abono en el hoyo, ya que las raíces nuevas son muy débiles y se pueden quemar fácilmente. Se puede comenzar un fertilizante recién a los 15 días de la rotación. En este caso lo mejor es un fertilizante nitrogenado a la dosis del marbete.

En el invierno se puede aplicar un fertilizante químico compuesto por nitrógeno, fósforo y potasio. Cabe destacar que el estiércol es un buen fertilizante, pero debe ser fermentado previamente y aplicado en el otoño a una dosis de tres kilos por metro cuadrado.

La poda de los rosales tiene que hacerse obligatoriamente todos los años, cuando su savia se encuentre en reposo. Gracias a la poda se permite un rejuvenecimiento y la formación de la planta. Gracias a una correcta poda se logrará una planta vigorosa y joven, con una excelente floración.

En la poda se deben suprimir las ramas viejas y las más débiles, dejando sólo tres o cuatro ramas de 15 centímetros aproximadamente.

Con la poda formamos un rosal que luzca elegante. Si la planta está muy cerrada o con muchas ramas en su interior se deberá eliminarlas y dejar que se adapte a la nueva formación, ten en cuenta que la primera yema que se encuentre debajo del corte deberá estar orientada hacia afuera.

Es muy importante que en la etapa de floración se vayan eliminando flores viejas cuando empiezan a perder los pétalos, ya que así se evitará el agotamiento de la plata y extenderemos el período de floración.

Foto | Flickr

Compartir
Artículo anteriorCuidados básicos para rosales
Artículo siguienteCómo cuidar las Orquídeas
Mi nombre es Leticia del Pino. Disfruto mucho trabajando como editora de contenidos. Las plantas y los jardines son temas que me interesan, por eso busco compartir mis conocimientos e informacion con nuestros lectores. Mi objetivo es brindarles información que les sea interesante.

1 Comentario

  1. Felicitaciones, muchas gracias por su información, lo pondré en práctica. Saludos.

Comments are closed.