Cultivar palmeras en el interior (Parte II)

Seguiremos brindándote algunos consejos que puedes tener en cuenta si quieres cultivar palmeras en un espacio interior. Hoy comenzaremos por hablar del fertilizante.

Debemos tener en cuenta que las palmeras que se encuentran en el interior se caracterizan por crecer poco, por eso bastará con colocarles pequeñas cantidades de abono. Eso será suficiente. Puedes usar preferentemente fertilizantes de liberación lenta en lugar de usar los conocidos fertilizantes líquidos.

Aquellos fertilizantes de liberación lenta irán soltando los minerales como el nitrógeno, el fósforo u el potasio de a poco a lo largo de tres meses lo líquidos son de efecto más rápido.

Palmeras en el interior

Recuerda limpiar periódicamente el polvo que se va reteniendo en las hojas, ayúdate de una esponja húmeda.

En el caso de que quieras que crezcan más rápido será conveniente transplantarlas a una maceta más grande cada dos años, esto dependerá de la especie. Si el clima lo permite deberemos sacar las palmeras al exterior, siempre protegiéndolas del viento y del sol directo.

Con respecto a las enfermedades y plagas que las afectan debemos señalar que las cochinillas son bastante comunes. Aparecen como manchas amarillas ya que lo insectos succionan la savia, ademas de segregar un líquido azucarado en el que se ubica el hongo.

Los ácaros más comunes que afectan a las palmeras ubicadas en el interior son la araña roja (Tetranychus urticae), puede ser visto usando lupa o mirando muy de cerca. Se desarrolla en el envés de las hojas provocando punteadoras o manchas amarillentas. El calor y la sequedad del aire generan una rápida expansión de la plaga.

Otras enfermedades y plagas que afectan a las palmeras:

  • Araña blanca (Polyphagotarsonemus latus)
  • Trips
  • Taladro (Opogona sacchari)
  • Cylindrocladium macrosporium

Foto | Flickr