Cultivar palmeras en el interior

Las palmeras también pueden ubicarse en el interior de los ambientes, pero debemos saber que las palmeras que se ubican en macetas necesitan un mayor cuidado con relación al cultivo de la tierra. Seguramente será necesario regarla más, abonarla correctamente y generar una alta humedad ambiental.

Hoy nos referiremos a los cuidados básicos que se deben tener en el cultivo de las palmeras en el interior.

Cultivar palmeras en el interior

Normalmente los ambientes interiores no cuentan con la cantidad de luz que requieren las plantas, sin una correcta iluminación la planta no crecerá correctamente y las hojas perderán su brillo. Es fundamental que las palmeras estén cerca de las ventanas. Algunos tubos fluorescente cerca del follaje le brindarán luz, lo mismo que las paredes pintadas de blanco y los muebles claros. Todos estos cuidados ayudarán al correcto desarrollo de las palmeras.

Otro punto que debemos tener en cuenta es la humedad de los ambientes. Normalmente la humedad en las viviendas suele ser baja y eso no es bueno para las plantas. En estas condiciones terminan secándose. Entre los síntomas de sequedad encontramos: pérdida de brillo, puntas secas, comienza a marchitarse.

Si se quieren evitar las consecuencias de la fata de humedad se podrá pulverizar con agua o colocar un recipiente lleno de agua cerca de la palmera evitando que esté en contacto directo. Al evaporarse brindará humedad.

El riego de las palmeras ubicadas en el interior dependerá de diferentes factores. Generalmente se deben regar dos veces en el verano y cada 10 días durante el invierno. Siempre es preferible quedarse corto y no pasarse con el agua. Debemos verificar que las macetas drenen perfectamente y que no quede agua acumulada en el fondo.

En un próximo artículo nos referiremos a los fertilizantes y a las plagas que afectan a las palmeras.

Foto | Flickr