Diferentes tipos de suelos

Diferentes tipos de suelos

Es muy importante conocer la tierra que tienes en el jardín para poder evaluar el correcto desarrollo de las especies que colocarás en él. S bien no es un tema demasiado entretenido es un tema del que debemos hablar,

cuanto más conozcas del suelo de tu jardín muchísimo mejor, en base a tus características podrás tomar las decisiones correctas sobre que especies se pueden plantar y la forma en cultivar las plantas.

Las raíces viven en el suelo y requieren de este medio para que su desarrollo sea óptimo. Del suelo toman agua y los nutrientes minerales (por ejemplo fósforo, potasio y nitrógeno). No existen dos suelos que sean iguales. Cada uno tiene sus propias características, si bien entre ellos se pueden parecer mucho siempre hay variaciones entre los diferentes suelos.

De hecho, dentro del mismo jardín existirán variaciones si el terreno es grande. Las zonas más bajas serán más profundas en relación a la tierra fértil. Los suelos pueden variar mucho en pocos metros, el suelo que encontramos en las cercanías de un arroyo no es el mismo que encontrarás en lo alto de un cerro, ya que su formación geológica es distinta.

Para conocer bien el suelo deberás tener en cuenta: la textura del suelo, su profundidad, su pH, si es caliza, el humus que contiene, el contenido de los nutrientes minerales y la salinidad.

La textura del suelo se vincula con el tamaño de las partículas que tiene el suelo. Existen diferentes texturas: textura arcillosa, arenosa, franca, franco arcillosa, franca arenosa.

El suelo de textura arenosa tiene principalmente arena, por ejemplo la playa sería un claro ejemplo. En el suelo con textura franca abunda principalmente el limo, está considerado como un suelo intermedio entre el arcilloso y el arenoso. Son los suelos típicos que encontramos a la vega de los ríos.

Foto | Flickr