Pasos para diseñar un jardín con elementos no vegetales (Parte II)

Seguiremos brindándote algunos consejos para que puedes tener en cuenta a la hora de diseñar un jardín con elementos no vegetales. Para conocer más detalles no te pierdas el artículo anterior. En las áreas más cercanas a la casa el jardín podrá tener las líneas similares a la edificación A medida que nos vayamos alejando se puede jugar con otras figuras. Trata de evitar los jardines demasiado cuadriculados, lo mejor es que tengan algo de curvas y esquinas.

Las mejores formas son los óvalos, rectángulos amplios y círculos. Esto ayudará a que el jardín trasmita una sensación de serenidad. Un error que solemos cometer los que no somos expertos en la materia es recargar el lugar con muchos elementos y plantas. En el caso de los jardines pequeños esto generará que luzca aún más chico y que no se logre una atmósfera de relajación

Diseñar jardines

Dentro del diseño podrás agregar elementos sorpresa. Estas sorpresas se pueden encontrar en los rincones, buscando que los observadores sientan la satisfacción al encontrarlos. Al pensar en el diseño imagínate a tu jardín como algo dinámico, evita pensarlo como algo estático para obtener buenos resultados.

Cuando ya te hayas tomado el tiempo de observación comienza a dividir el jardín en zonas, entre ellas: zonas de estar, macizos de arbustos, macizos de flores, estanque, caminos, huerto, lugar para que jueguen los pequeños.

En el mapa deberás marcar cada una de las zonas evaluando la sombra y el paso del sol. Ten presente que durante el invierno el sol estará más bajo y las sombras serán más grandes. Esto te ayudará para saber cual es la mejor zona de sombra y onde plantas las flores que requieran de una mayor iluminación

Foto | Flickr