Riego de trepadoras

Las plantas trepadoras requieren de ciertos cuidados especiales, entre ellos se destaca el riego, el abonado, la eliminación de las malezas, la poda y el control de las plagas y de los diferentes hongos que pueden atacar a tu planta.

Con respecto al riego podemos decirte que la frecuencia en las plantas trepadoras dependerá de diferentes factores: clima, sol, viento, etc.

El clima de la zona es muy importante para establecer el riego de las plantas trepadoras, en el caso de que las temperaturas sean mayores y existan pocas lluvias será importante regarlas más.

trepadora

Si la planta se encuentra ubicada al sol necesitará mayor cantidad de agua que si se encuentra a la sombra.

Cuando la trepadora esté en una zona de grandes vientos necesitará mayor cantidad de agua que si está colocada al resguardo, ya que con el viento las hojas tienden a deshidratarse más.

Si el suelo es arenoso podrá retener menos cantidad de agua, por eso será necesario brindarles más aguas. En el caso de los suelos más arcillosos, que retienen mayor cantidad de agua, el riego será menor.

Algunas especies necesitan mas agua que otras que son más resistentes a los sitios secos. Las trepadoras de mayor tamaño consumirán más agua que las plantas pequeñas, ya que sus hojas necesitan más alimento. Cuando las hojas caen durante el invierno no necesitaran riego en esa época. Una planta en floración tiene mayores necesidades de agua.

Son muchos los puntos que se deben tener en cuenta a la hora de saber que cantidad de agua se necesita. Para eso se debe analizar cada caso en particular.

Algunos puntos clave que debes tener en cuenta: siempre es mejor poner menos agua que pasarse con la cantidad, evita malgastar el agua ya que es un bien escaso, el exceso de agua puede causar la muerte pudriendo las raíces, además el exceso de agua genera un empobrecimiento del suelo por arrastrar los nutrientes minerales en la profundidad.

Además el agua en abundancia colabora en la aparición de malas hierbas. Si riegas demasiado las plantas crecerán raíces superficiales ya que no tendrán la necesidad de buscar agua en la profundidad.

Foto | Flickr