Trasplante de plantas trepadoras (II)

Existen diferentes pasos que tenemos que tener en cuenta a la hora de trasplantar un arbusto trepador, nos referiremos a ellos.

Antes de comenzar a excavar la tierra deberás humedecerla un poco.

También será necesario que realices una poda importante con el fin de reducir la longitud de las ramas y descartar toda la copa de ramaje.

trepadora

Abre una zanja con la azada que rodea la planta y ve profundizándola hacia su interior, hasta que quede solo el cepellón suelto. Existen dos formas de hacer el cepellón:

En el caso de que la trepadora sea pequeña puedes envolver el cepellón ayudándote con un plástico duro o una tela de arpillera, átalo fuertemente para evitar que se rompa. Es fundamental que no se rompa para evitar que se desmorone. En algunos casos, cuando la trepadora sea de hoja caduca no será tan grave que se pueda desmoronar, el problema está con los de hojas perennes que siempre deben ser trasplantados ayudándonos con el cepellón.

Si la trepadora que vamos a traspasar en más grande deberíamos hacer un escayolado del cepellón. Para eso deberás envolver con una tela metálica a la que le deberás aplicar la escayola. Gracias al escayolado el cepellón se mantendrá más firme y duro, sin riesgo de que se rompa.

Cuando hayas preparado el cepellón, este o no escayolado, deberás trasladarlo al sitio elegido. Si la planta es pequeña no existirá mayores problemas, en el caso de que sea grande es aconsejable hacerlo entre dos personas para no quebrarla con el tironeo. Piensa que un cepellón gordo puede llegar a pesar muchos kilos.

Para plantarlo necesitaras de una nueva ubicación haciendo un buen hoyo y mezclando la tierra con abono orgánico. No será necesario aportar abono mineral, nitratos, fertilizantes de lenta liberación en el momento de plantarlo, para comenzar solo será necesario un abonado orgánico.

Es fundamental que riegues a la plata para ayudarla a que comience a brotar. Recuerda tener un sistema radicular que puede estar dañado o débil.

Foto | Flickr