Todo lo que necesitas saber de la flor anémona

La anémona es una flor que nace incluso antes de que llegue la primavera y que, por lo tanto, puede traer alegría y color a tu jardín antes que cualquier otra flor o planta.

Te dejamos con el link a un post del marketplace de flores Blom Market en el que podrás descubrir el significado de la flor anémona y sus cuidados; y a continuación te explicamos todo lo que necesitas saber para que puedas incluir esta flor llena de color en el jardín de tu casa.

Características de la anémona

Estas flores provenientes del Japón son muy coloridas y vistosas y si las pones en puntos estratégicos de tu jardín, pueden ayudarte a que este desprenda mucha vida, incluso antes de que llegue la primavera. 

Las anémonas suelen florecer en febrero (a no ser que se encuentren en un lugar con temperaturas extremadamente bajas) y son las que dan paso al cambio de estación.

Estas flores tienen unas características muy particulares que podrás identificar en cada una de sus especies:

  • Son flores de la familia de los ranúnculos y existen un total de 120 especies diferentes descubiertas hasta el momento.
  • Si cuidas bien tus plantas de anémona pueden durarte muchos años.
  • La misma planta puede florecer varios años consecutivos si tienes un buen cuidado de su bulbo.
  • Si eliges una planta que tenga los capullos cerrados en el momento en el que la compres, te asegurarás de que la primera floración sea incluso más larga que las demás.
  • Florece continuamente durante toda la primavera, por lo que siempre tendrás color en tu jardín.
  • Son flores muy resistentes al frío y al calor, siempre que no estén expuestas a temperaturas extremas, como los rallos directos del sol en agosto o las heladas en febrero.

Cómo cultivar una anémona

Esta planta se adapta muy bien a todas las temperaturas, como hemos mencionado anteriormente, pero si queremos obtener los mejores resultados en su floración, es recomendable poder plantar tu anémona a finales del otoño, es decir más o menos en el mes de noviembre.

Esto hará que la flor comience a germinar y crecer durante el invierno, siempre vigilando que no se hiele a causa de las temperaturas extremas y pueda florecer cuando llegue la primavera.

Te recomendamos que hagas germinar tu planta de anémona en una maceta y después la pases a tierra firme, si es posible. El tipo de tierra que necesita debe ser muy fértil, porque esta planta absorbe todos los nutrientes rápidamente del suelo. Además, es importante que la tierra esté bien drenada, para evitar posibles acumulaciones de agua.

Un buen consejo, antes de plantar tu anémona es que mantengas sus raíces en remojo durante toda la noche. Eso hará que estas se mantengan húmedas durante más tiempo y comiencen a crecer desde el momento en el que las plantes al día siguiente.

Ahora ya conoces más sobre la flor anémona y estás preparado para llenar de colores tu casa con esta planta que proviene del Japón. Echa un vistazo a los expertos de Blom Market para conocer todos los cuidados que debes tener con la flor anémona y todas las demás plantas de tu jardín.

Ir arriba