5 Ideas para reciclar macetas rotas

Reciclar macetas rotas es fácil. Si tienes tiestos estropeados, no los tires, puedes reciclarlos de diferentes formas. Con un poco de imaginación seguro que se te ocurren grandes cosas. Pero mientras, te propongo cinco ideas que puedes hacer con esos tiestos que están rotos y no tienen arreglo.

Las macetas rotas, si no están demasiado deterioradas se pueden arreglar. Pero si están demasiado “destrozadas” puedes realizar algún que otro proyecto decorativo ¿qué te parece? La idea de reciclar macetas rotas y reutilizar otro tipo de cosas, me encanta. Eso sí, siempre con buen gusto y buen hacer. Hay miles de cosas que se pueden aprovechar en casa y, a veces, no se es ni consciente de ello ¿Te animas a aprovechar tus tiestos?

macetas
Fuente: Post Memes

5 Ideas para reciclar macetas rotas

1. Pequeño paisaje. Puedes lograr un pequeño paisaje en miniatura. Quizás una ciudad, con sus pequeñas casas, sus pequeños habitantes o animales. Es una gran idea añadir un poco de musgo y crear ambiente. Realmente quedan impresionantes. Una pequeña maqueta donde puedes aprovechar cada restos de trozos, grietas y cada escalón para hacer un hermoso paisaje.

2. Adereza con plantas en forma de cascada. Aprovechando que están rotas, puedes incluir varias macetas una sobre otras y luego plantar flores y plantas que caigan en cascada. Añadir musgo es una idea excelente para crear ambiente.

3. Portal de Belén. Si aún no sabes donde colocar el portal de Belén, para las próximas Navidades, puedes hacerlo en un tiesto más o menos grande. Añade el portal, luces y decora con arena, tierra y pequeña piedras. Te aseguro que quedará genial.

4. Aprovecha los trozos grandes. Puedes limar algunos de los trozos que estén desprendidos. Luego lava, limpia y seca. Estos trozos los puedes utilizar para muchas cosa, entre ellas para crear ceniceros o incluso cuencos. Procura limar bien los bordes para no cortarte. Incluso puedes pintar las piezas o decorarlas como quieras.

5. Hacer una fuente. Puedes simular una pequeña fuente o incluso añadirle un motor para que el agua fluya. Aprovecha una o varias macetas, incluye bonitas piedras, algo de musgo y agua. El agua deberá brotar y caer en forma de cascada. Al final añade una base, para que no moje el suelo y con el motor de fuente, volverá a subir y a caer.

¿Qué te parecen estas ideas? ¿Qué otras ideas puedes aportar?