Abonado de las orquídeas

En las diferentes tiendas especializadas venden abonos especialmente formulados para las orquídeas. Muchos de ellos son muy buenos. Entre los más usados se encuentran los mismos que favorecen a las plantas de interior, pero en el caso de las orquídeas lo mejor será usar la mitad de la dosis que indica el envase.

Las orquídeas requieren de poco alimento para su desarrollo, ya que viven agarradas a los árboles, el exceso de fertilizante puede ser muy perjudicial, en ocasiones hasta puede llegar a ocasionar su muerte.

Una buena medida es aportarle fertilizante dos veces al año, durante los meses de febrero y julio. El resto del año no será necesario realizar ningún abonado. Recuerda siempre verificar las dosis leyendo los envases, e el caso de que vengan en forma de sal sólo será necesario aplicar una cucharada cados cinco litros de agua.

Abono de orquidea

En el caso de que se quiera hacer un trasplante de las orquídeas se debe tener cuidado con el drenaje, el suelo a donde vayan a colocarse debe estar muy aireado, en el caso de las macetas debe contener un fondo libre. Ten en cuenta que la mayoría de las orquídeas viven adheridas a las cortezas de los árboles y que sus raíces están acostumbradas a estar al aire libre, por eso es necesario tener mucho cuidado para que no se sequen o estropeen.

Si tienes orquídeas desde hace algún tiempo deberás saber que el sustrato debe ser cambiado cada dos o tres años, ya que luego de ese tiempo tiende a compactarse reteniendo mucho agua o acumulando sales. En algunos casos el cambio del sustrato debe hacerse al año, en especial si se ha fertilizado demasiado.

Existen diferentes materiales que pueden ser usados como sustratos, una buena opción es utilizar una preparación formada por corteza triturada con musgo en proporciones de 70 y 30 por ciento respectivamente. En las tiendas especializadas se venden preparados que suelen ser muy buenos, si tienes dudas puedes consultar con el vendedor.

Foto | Flickr