Callistemon Laevis (Limpiatubos)

 

Te contaremos las características principales de este arbusto perennifolio que alcanza los cuatro metros de altura, en el caso de que se encuentre en una maceta llegará a un máximo de tres metros. Su nombre científico es Callistemon citrinus.

El nombre vulgar por el que la mayoría lo conocemos es árbol del cepillo, escobillón rojo, limpiabotellas o limpiatubos. Pertenece a la familia de los Myrtaceae. Se originó en las zonas de Australia, Nueva Gales del Sur y Victoria.

Sus hojas son lineales, lanceoladas, alternadas, coriáceas de color verde oscuro, algunas de las variedades pueden presentar hojas de mayor tamaño.

limpiatubos

Durante la primavera y verano aparecen en el arbusto grandes espigas de brillantes flores rojas, con un aroma similar al del limón muy agradable, las mismas ya tienen un tono rojizo desde jóvenes.

Este tipo de arbusto es muy apreciado en la jardinería y por quienes diseñan parques por su espectacular floración, muy llamativa y vistosa. Por otro lado tiene la ventaja de ser una planta muy resistente que puede ser usada para decorar terrenos muy pobres.

En cuanto a la luz, es conveniente colocarla en zonas con mucho sol. Se adapta a suelos normales, permeables y libres de cal. En ocasiones será necesario administrarle sustrato ácido especial para rododendros, con un ph aproximado de 6.

Te aconsejamos regar con frecuencia durante el verano y muy poco en la época de invierno. Poda los tallos cuando estos estén demasiados largos, esto es aconsejable para que se pueda conseguir una mejor floración durante el otoño.

Plagas que atacan al Callistemon Laevis: araña roja, pulgón, cochinilla algodonosa. Para eliminar estas plagas será necesario rociar con los productos específicos.

Las semillas de este arbusto germinan sin mayor problema pero la descendencia es muy diferente, muchas plantas no llegan a generar flores ornamentales. El método de propagación más efectivo es el de las estacas con hojas de madera marcialmente madura, éstas tienen capacidad de generar raíces con bastante facilidad estando en invernadero.

Foto | Flickr