Cuidados básicos para rosales

La correcta ubicación de los rosales es fundamental para garantizar su óptimo crecimiento. No se deberá colocar en un sitio demasiado sombrío ya que para su correcto desarrollo necesita de mucho soy y apenas algo de sombra en las primeras horas de la tarde.

También es necesario ubicarlos en un sitio donde deban competir con especies más grande, no se aconseja colocarlos debajo de árboles ni rodeados de altos muros. Si se va a cambiar un rosal que se haya secado siempre deberás cambiar la tierra del hoyo donde estaba.

El suelo ideal para los rosales tienen que tener una textura media, ligeramente ácida y con alto contenido de nutrientes y humos. Si la tierra contiene salitre o es demasiado dura deberás cambiarla. Colócalo recién cuando la tierra se encuentre preparada. Los expertos aconsejan que al recibir una planta este sumergida en agua por 24 horas para evitar los problemas de deshidratación, en este tiempo podrás haber preparado el suelo de forma correcta.

Cuidados básicos para rosales

Se deberá plantar el lugar en donde se va a colocar el rosal y acondicionar correctamente la tierra. Cavar hoyos individuales de 60 centímetros de diámetro y 30 centímetros de profundidad. En el caso de que se quiera realizar una fila con rosales lo aconsejable es cavar una zanja,

La tierra del fondo del hoyo no debe estar compacta, así se podrán extender correctamente las raíces. Al colocar la planta se debe rellenar el el hoyo apretando la tierra suavemente con las manos para que no queden espacios vacíos. Después se deberá apretar con el pie o con las manos comenzando desde el borde hacia el centro.

Es necesario que se cubran las ramas con tierra de mantillo o arenosa para que el sol, las heladas, los vientos y las heladas no perjudique a las plantas. Cuando la planta brota se debe descubrir la planta. Cuando haya terminado su plantación se deberá regar abundantemente para evitar que queden espacios vacíos entre las raíces y la tierra.

Foto | Flickr