Diferentes tipos de plantas carnívoras y sus cuidados (Parte III)

Un artículo más en el que nos referiremos a los cuidados básicos que se tienen que tener con una planta carnívora. Te invitamos a leer los artículos anteriores sobre el mismo tema en el que hemos hablado de la humedad, temperatura y luz para su óptimo crecimiento.

Cabe destacar que la Drosera, Nepenthes, Cephalotus, Heliamphora y ciertas Pinguiculas son plantas tropicales que no soportan estar a temperaturas inferiores a los 5 grados centígrados. Tampoco soportan las temperaturas demasiado elevadas.

Cuidados de las carnivoras
Fuente: Artur Lulz 

Humedad necesaria para el desarrollo de las plantas carnívoras

Entre las especies de plantas carnívoras que más humedad necesitan encontramos a la Nepenthes, de no tener un alto grado de humedad notaremos que las jarras se secarán. Un sitio ideal para esta planta es un acuario o un terrario.

La Dionaea, Sarracenia, Nepethes, Pinguicula, Cephalotus no necesitan de tanta humedad.

Existen ciertas pautas que puedes tener presente cuando quieras aumentar la humedad de un lugar. Por ejemplo, podrás colocar la maceta dentro de un cuenco o bandeja con un par de centímetros de agua destilada o de lluvia. Así la planta la chupará por debajo y la humedad será constante.

La Nepenthes deberá ser pulverizada con agua destilada. Nunca pulverices las Droseras, Pinguiculas o Dionaea.

Algunos ambientes en donde se encuentran las plantas carnívoras requieren de la instalación de un humidificador en la habitación. En los terrarios la humedad ambiental será elevada. El tamaño apropiado de los terrarios rondan los 40 centímetros de largo por 25 centímetros de ancho y 25 centímetros de alto.

Si no cuentas con un terrario podrás construir un habitáculo de madera y plástico para formar un mini invernadero. Coloca un recipiente lleno de agua para brindar al lugar una optima humedad.

Este terrario deberá colocarle en una ventana para que reciba de dos a cuatro horas de sol. La renovación del aire es fundamental para evitar un sobrecalentamiento.