Enfermedades y poda del Bonsai

El Bonsai es una de las especies más buscadas de todo el mundo para los jardines, y una de sus particularidades tiene que ver, definitivamente, con el modo en el que las plagas y enfermedades pueden atacarlo, además de la forma en la que debemos producir la poda, para obtener el mejor rendimiento posible de este tipo de plantas.

Por ejemplo, en cuanto a la poda, para ser más específicos, podemos decir que se trata de una de las maniobras estéticas más importantes que podemos brindarle a nuestro Bonsai, de modo que es necesario que sepas cómo reducir el tamaño de la copa por motivos ornamentales, pero también porque esta actividad sirve para fortalecer la planta y preservar su buen estado de salud.

Lo cierto del caso, luego es que cada parte del árbol necesita un tratamiento específico: en las hojas efectuaremos el despunte y recorte; en las ramas, la poda básica y la poda estructural y en las raíces, la poda de raíces subterráneas y aéreas. Pero además, es básico saber que en el momento del trasplante se deben recortar las raíces más básicas de la especie, dejando sólo un tercio del total de las mismas.

En cuanto a las plagas y enfermedades, mientras tanto, no podemos dejar de considerar que algunas de las más comunes son las arañas, tanto en el caso de las amarillas como de las rojas, de la misma forma que la cochinilla suele aparecer bastante seguido, como así también la lombriz de tierra, presentando algunos síntomas muy claros todas ellas, como por ejemplo las hojas más amarillas, agujeros en las hojas, y demás.

Finalmente, si hemos notado que nuestro Bonsai, o mejor dicho su copa, se está volviendo más frágil poco a poco, al mismo tiempo que las hojas comienzan a ponerse ligeramente amarillas, lo que sucede es que las raíces se encuentran algo podridas, y sólo hay una forma de solucionar ésto, mediante el trasplante de la planta, y el empleamiento de un fungicida.