Huerto en el salón de casa: los trucos que debemos saber

Cada vez más personas apuestan por tener su huerto en el salón de casa u otra parte de su hogar, y si tienes dudas acerca de qué puedes plantar en ellos, con estos consejos seguro te lanzas a la aventura

Huerto en el salón de casa 3
Pixa Bay

¿Por qué tener un huerto en casa?

La conciencia alimentaria viene incrementándose en todo el mundo a pasos agigantados. Quien toma conciencia de los beneficios de una alimentación sana y natural desea cultivar sus alimentos en su propia casa, para consumirlos directamente y asegurarse de que no contengan pesticidas ni herbicidas ni otros agroquímicos dañinos para la salud.

Para esto no es necesario grandes extensiones de terreno, ni una huerta ni un gran jardín. La horticultura de interior nos asegura que podremos cultivar nuestras propias verduras y plantas aromáticas aún en el interior de nuestras casas, con solo cuidar que tengan la cantidad adecuada de agua, luz y ventilación.

Existen especialistas en estos menesteres que aconsejan a los principiantes acerca de como lograr tener nuestro huerto en el salón de casa.

Huerto en el salón de casa 2
Pixa Bay

La experiencia de los especialistas

Una de estas especialistas es la norteamericana Elizabeth Millard, quien abandonó sus negocios para introducirse de lleno en el mundo de la horticultura casera. Debió acudir al interior de su casa para plantar sus vegetales debido al frío de Minnesota. Así, a través de la experimentación llegó a ser una experta en horticultura doméstica. Es autora del libro «Tu huerto de interior«, sumamente sencillo y donde brinda todo el conocimiento que le llevó años adquirir. Allí se encuentra desde lo básico de los primeros pasos hasta consejos sobre como superar los problemas más frecuentes.

Elizabeth creía que cultivar verduras en interior era una cuestión reservada sólo para expertos. Pensaba que cultivar en interiores requería de sistemas sofisticados y caros. También pensaba que un departamento de dos habitaciones con una cocina pequeña era un espacio insuficiente como para soñar con tener nuestro huerto en el salón de casa.

Pronto aprendió, a costa de probar y experimentar, que se podían obtener, con un trabajo moderado, germinados de alfalfa y brócoli. También podían obtenerse setas y remolachas. Las plantas son mágicas y generosas y sólo piden un poco de luz, agua y un poco de cuidados. Las hortalizas se adaptan muy fácilmente a estas condiciones.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que además de cultivar hay que aprender a consumir lo cultivado. Quien aprende a sembrar debe aprender también a preparar lo cosechado para su consumo posterior. Algunas de las tareas a emprender son la de fermentar, envinagrar y fermentar. Sin embargo, aprender a trocear es igual de importante como combatir las posibles plagas, quietar las malas hierbas, trasplantar y recoger los frutos.

Es importante al plantar por primera vez ir pensando en cómo cocinar esa nueva verdura si crece saludablemente. Pero atención, tener nuestro huerto en el salón de casa no debe ser solo un lugar de trabajo sino también de placer y entretenimiento.

Huerto en el salón de casa 1
Pixa Bay

Trucos generales para tener un huerto en casa

Lo primero que debemos hacer es planificar con la mayor antelación. Esto nos servirá para saber qué cultivar y los tiempos de maduración y recolección de los frutos. Las hierbas aromáticas brindan satisfacciones rápidas pues crecen aceleradamente. Una vez hayamos aprendido lo necesario sobre riego, plagas y la siembra en serie, estaremos listos para plantar por ejemplo, tomates. Debemos saber si nos vamos a tener que ausentar de casa por tiempos prolongados, si vamos a plantar exclusivamente en el interior o trasladaremos algunas al jardín ya que algunas plantas no toleran bien los traslados.

Otro consejo es encontrar el espacio adecuado. La cocina no siempre es el mejor lugar para cultivar verduras o plantas aromáticas. Es básico manejar la luz natural ambiente y la artificial disponible. la ventilación adecuada es otro elemento esencial. Si estos no son los correctos, difícilmente lograremos tener nuestro huerto en el salón de casa.

No debemos olvidarnos de las micro-verduras, ya que son muy buscadas hoy día y se pagan a buen precio. Las micro remolachas son ideales para comenzar. Luego, podrás seguir con las micro-zanahorias o los brotes de guisantes. En pocas semanas, las micro-verduras están listas para su extracción.

Otra buena opción son los brotes de girasol, de guisantes o de maíz. Son simples de cultivar y crecen muy rápido. El excedente siempre se puede envasar para consumir en cualquier momento.

¡Para cultivar germinados solo se necesitan semillas, un frasco, gasas para secar y ya está! Las semillas pueden ser de eneldo, guisantes, trigo, cebolleta y varias más. Como se puede ver, no es difícil decidirnos por construir nuestro huerto en el salón de casa.

Conclusión

Como cierre de este artículo podríamos decir que en líneas generales, tener un huerto en el salón de casa es mucho más sencillo de lo que muchos tienden a suponer, aunque para facilitarnos la tarea conviene que apostemos por algunos muy específicos alimentos.