Multiplicación de las plantas bulbosas

Multiplicación de las plantas bulbosas

Las plantas bulbosas son especies que tienen sus órganos subterráneos de reservas de nutrientes. Este tipo de planta se multiplican por semillas, troceando el rizoma y separando los bulbos.

Mediante la multiplicación por semilla de las plantas bulbosas se pueden obtener nuevas variedades y especies. Tengamos en cuenta que las semillas pasan de 3 a 5 años antes de que puedan florecer, si bien existen excepciones como las dalias enanas que se siembran al finalizar el invierno y pueden florecer el mismo año o las fresias que tardan 6 a 12 meses para comenzar su etapa de floración.

La descendencia por semilla es muy dispersa por la combinación de generes. En ocasiones se recurre a la propagación vegetativa gracias a la cual se pueden obtener individuos idénticos a su progenitor.

Multiplicación de las plantas bulbosas

Normalmente la siembra de las bulbosas se realiza directamente en el terreno elegido, puede hacerse en recipientes plásticos o de madera. Es muy importante que se obtenga una humedad adecuada y que se mantenga lo más constante posible. La temperatura ideal ronda los 14 a 18 grados.

Cuando las platas tengan un tamaño apropiado se pasa a extraer del semillero y se la traslada a una maceta con sustrato, manteniendo la distancia de hasta 5 centímetros entre ellas. En el momento del traslado se debe tener cuidado de no dañar el tallo ni las raíces. Dependerá de la especie el hecho de colocarlas o no en un invernadero.

Si nos referimos a la multiplicación por bulbo debemos tener en cuenta que estos tienen un ‘disco basal’ de cuyo ápice nace el tallo floral.

Los bulbos pueden ser clasificados en escamosos y tunicados. Los tunicados cuentan con una base superpuesta de manera similar al de las cebollas, los bulbos escamosos presentan las bases imbricadas y de constancia. La multiplicación requiere una separación de bulbillos o hijuelos que se forman alrededor del bulbo original. Es importante saber que la floración se puede ir perdiendo año a año.

Foto | Flickr

Ir arriba