Nogal, cómo cuidarlo en nuestro jardín

El nogal es un tipo de árbol muy bonito que además ofrece un fruto muy usado en la alimentación: la nuez. Además, se trata de una especie de árbol cuya madera es muy preciada a causa de su belleza y calidad. Por eso, en esta oportunidad te comentaremos todos los secretos sobre el cultivo y cuidados principales del nogal.

¿Cómo es el nogal?

Lo primero que debemos tener en cuenta de este árbol es que es natural de los bosques europeos y una de sus principales características es su longevidad y capacidad de altura, ya que este árbol puede alcanzar hasta los treinta metros. Es un árbol ideal para los espacios grandes puesto que posee una amplia copa y denso follaje que ofrece una impresionante sombra.

nogal
Fuente: Pixabay

En cuanto a sus hojas, es interesante saber que se caracterizan por ser generalmente caducas y con un intenso color verde de ambos lados. Su flor, nace entre los meses de abril y mayo, mientras que en agosto ya es posible poder disfrutar de su fruto. Al principio, la nuez nace originalmente con una piel verde que lo recubre y dentro de él podemos encontrar la nuez con su típica capa leñosa.

Lo que debes saber de las nueces

Hay ciertos cuidados que debes tener en cuenta para mantener en óptimas condiciones tu nogal. En este sentido, en cuanto a la recolección de las nueces debe saber que ésta se produce de septiembre a octubre. Las nueces caen naturalmente al suelo y es importante evitar que sus frutos no permanezcan más de tres días en el suelo para no estropearse.

La nuez es un fruto muy rico en aceite con un sabor muy dulce y tiene diferentes usos para ser aprovechados. Sin embargo, los usos culinarios son los más provechosos y conocidos, por lo que las nueces se usan mucho para las ensaladas y salsas en acompañamientos con carne.

 

Fuente: Facilísimo