¿Qué tipos de fertilizantes orgánicos e inorgánicos existen y para qué se usan?

En este post intento resumir los tipos de fertilizantes existentes, para obtener nuestros mejores cultivos. Tanto los fertilizantes como los abonos ayudan a optimizar y nutrir el suelo y las plantas que crecerán en el.

Los fertilizantes ayudan a cuidar la tierra de cultivo

tipos de fertilizantes
fuente: Deviantart/freenation117

En la mayoría de las ocasiones, no basta con el agua y el sol que reciben nuestras plantas, por el contrario, será necesario abonarlas y/o hacer uso de los fertilizantes para cuidar la tierra donde van a crecer plantas, flores y hortalizas. 

Si te encanta la jardinería o eres un aficionado deberás saber que es imprescindible dedicar algo de tiempo a cuidar la tierra donde quieras cultivar… sea suelo o maceta. Si te encanta este mundillo, puede que te guste hacer tu propio compost en casa para tener en unos meses una mezcla perfecta para el crecimiento de las plantas.

Tanto los fertilizantes como los abonos llevan nitrógeno, fósforo y potasio (como base). Estos elementos ayudan a estimular (de una u otra forma) el crecimiento del un follaje sano, estimular el crecimiento radicular y la obtención de flores más grandes, y vistosas.

Fertilizantes orgánicos

tipos de fertilizantes
fuente: Deviantart/thefallenforgotten

Estos fertilizantes están fabricados a partir de restos de animales, vegetales, alimentos, ramas, hojas, restos de césped, basuras fermentadas; también se les puede añadir turba, guano, humus de lombriz, etc. Dado que todos los productos son naturales la acción de estos fertilizantes es más lenta ya que los nutrientes se van liberando lentamente mientras que la materia se descompone.

Fertilizante o abono verde ¡perfecto para suelos en mal estado!

tipos de fertilizantes
Fuente: milkwood

El fertilizante verde es muy sencillo de hacer en casa y sirve, sobretodo, para enriquecer las tierras malas donde no se puede cultivar nada, suelos empobrecidos o suelos difíciles de trabajar. Dentro de la tierra el abono verde aumenta su contenido en materia orgánica.

Si tienes problemas con los yuyos el fertilizante o abono verde es perfecto para impedir el crecimiento de los mismos. La verdad es que este abono que se puede fabricar en casa es muy fácil de hacer y es uno de los más eficaces para mejorar el cultivo.

Tipos de fertilizantes inorgánicos

tipos de fertilizantes
fuente: Deviantart/lficticiousl

Existen muchísimos tipos de fertilizantes inorgánicos, minerales o químicos que se venden en tiendas de jardinería físicas, grandes comercios o tiendas online. Estos fertilizantes y abonos se clasifican según el contenido que tengan de los nutrientes más importantes para las plantas que son el nitrógeno, el fósforo y el potasio. 

Fertilizantes minerales o químicos

tipos de fertilizantes
Fuente: latiendadelagricultor

Los fertilizantes químicos generalmente son de acción más rápida que los orgánicos. Los químicos estimulan mucho más rápido el crecimiento y la vigorosidad de las plantas. Eso sí, no se debe abusar de estos productos pues al no contener productos orgánicos pueden empobrecer el suelo de cultivo a largo plazo.

Formulaciones líquidas y sólidas

tipos de fertilizantes
Fertilizante inorgánico Fuente: leroymerlin

Los fertilizantes y abonos inorgánicos, químicos o minerales, para tus plantas, los encontrarás en diferentes formatos. Las presentaciones pueden ser sólidas o líquidas como es el caso de los llamados ácidos húmicos (un tanto desconocido para los aficionados). Normalmente las líquidas se mezclan con el agua y se aplican sobre la tierra o la planta.

Una modalidad de los fertilizantes líquidos son las pipetas ideales para las plantas de suelo o maceta. Estas pipetas se introducen en las macetas y el preparado cae gota a gota durante un periodo de tiempo. Si compras fertilizante líquido te recomiendo distribuirlo cerca de la zona radicular de la planta.

Otros fertilizantes son solubles al agua (aplicándose mientras se riega), en forma de bastoncitos (se introducen en la tierra) o en gránulos (los más económicos). Los fertilizantes granulados se echan sobre la tierra y no requiere de varias aplicaciones pues duran bastante tiempo.

Fertilizantes de lenta liberación

tipos de fertilizantes
Fertilizante de lenta y rápida liberación Fuente: leroymerlin

Dentro de los tipos de fertilizantes los hay de rápida liberación, de rápida y lenta liberación o de lenta liberación. Los más lentos, normalmente, están diseñados para que el Nitrógeno (y otras sustancias) se vaya liberando poco a poco y de manera continuada a lo largo de un mínimo de 3 meses. Suelen comercializarse como fertilizantes o abonos granulados, barritas o pastillas.

Fertilizante casero en tabletas

¿Alguna vez te has planteado hacer tu propio fertilizante casero? Dentro de los tipos de fertilizantes los caseros son económicos y bastante fáciles de fabricar. En este caso te invito a crear tus propias tabletas de fertilizante con grandes resultados, para reforzar el sustrato de las plantas, los esquejes, los bulbos…

Si te interesa hacer este tipo de fertilizante casero te invito a entrar en “Tabletas fertilizantes caseras“. Por último, te recomiendo administrar estas tabletas cada 3 semanas aproximadamente. 

¿Es lo mismo el fertilizante que el abono?

tipos de fertilizantes
fuente: Deviantart/qlook

NO. Ambos tienen un mismo objetivo que es el de dar vigor y fuerza a las plantas, pero lo hacen de manera distinta y pueden complementarse entre ellos. Tanto el abono como el fertilizante se aplican de diferentes formas y su composición es diferente. Aunque ambos mejoran el sustrato y proporcionan nutrientes a las plantas no hay que confundirlos sobretodo si te encanta el mundillo de la jardinería.

Ventajas y desventajas de utilizar fertilizantes orgánicos e inorgánicos

tipos de fertilizantes
Fuente: deviantart

Los fertilizantes y abonos orgánicosson menos dañinos para el medio ambiente ya que se trata de un producto natural que no perjudica al suelo, ni a la planta, ni al entorno. Además los puedes hacer en casa fácil y económicamente.

Por contra, los orgánicos caseros se tardan más en hacer y hay que esperar un tiempo a que haga efecto pues son más bajos en nutrientes. Además puede que en la mezcla hayan caído semillas de malas hierbas y cuando utilices el producto en tus macetas o jardín las malas hierbas aparecerán.

Los fertilizantes o abonos inorgánicos y químicos: sobre todo los químicos están específicamente desarrollados para la necesidad de cada planta. Además su efecto es mucho más rápido que los fertilizantes orgánicos.

Por contra, estos fertilizantes son mucho más perjudiciales para el medio ambiente y si abusas de ellos el suelo donde cultives se resentirá a largo plazo.

¿Por cuál de estos tipos de fertilizantes te decantas? ¿Cuáles prefieres para hacer crecer a tus plantas sanas y salvas? ¿Eres un apasionado de la jardinería? ¿Te ha servido de ayuda este artículo?