Tipos de fertilizantes diferentes ¡para dar vigor a tus plantas!

0

Existen tipos de fertilizantes diferentes y todos ellos compuestos a base de minerales orgánicos o inorgánicos. Es importante saber que los buenos fertilizantes llevan fósforo, potasio y nitrógeno como base. Estos productos aportarán los nutrientes que las plantas necesitan en momentos puntuales o determinados.

Tipos de fertilizantes

tipos de fertilizantes
Fuente: mgc-old

Los principales fertilizantes se pueden clasificar en orgánicos, químicos o minerales; con diferentes compuestos y distintas formas de presentación. Se pueden comprar sólidos como bastoncitos, gránulos o polvos, o bien líquidos. Una cosa muy importante es revisar siempre la etiqueta de los productos que utilices.

También te puede interesar: 12 consejos para el riego y abono en verano.

Fertilizantes orgánicos ¡lo más natural!

tipos de fertilizantes
Fuente: pennington

Dentro de este grupo existen diferentes tipos de fertilizantes orgánicos, siendo el más común el estiércol, compost, etc,. En casa se puede hacer tanto fertilizante para tus plantas como abono para el suelo y plantas. Basta con reunir: restos de alimentos, guano, polvo de hueso, serrín, humus, turba, hojas, ramas, césped, etc.

¿Has oído hablar del fertilizante verde? Es muy fácil de hacer en la casa y sirve para dar fuerza a las plantas enriqueciendo las malas tierras; donde no se puede cultivar nada. También ayuda a evitar problemas con los yuyos. Como ves los suelos empobrecidos son difíciles de trabajar por lo que el abono verde ¡le vendrá genial!

Los fertilizantes orgánicos bien utilizados ayudan a que las plantas crezcan más fuertes y sanas; y reduce los problemas de acidez del suelo y resuelve los problemas de los arenosos. La materia orgánica deja en el suelo los nutrientes necesarios para la alimentación de las plantas. De esta forma activa la vida biológica del mismo.

Tipos de fertilizantes inorgánicos

tipos de fertilizantes
Fuente: taskeasy

Con los fertilizantes siempre hemos de tener cuidado y mirar las etiquetas; recuerda que no se utilizan de manera tan habitual como los abonos. Ya sabemos que los nutrientes más importantes para las plantas son el fósforo, nitrógeno y el potasio. Por lo que estos no le faltarán a los fertilizantes inorgánicos.

Dentro de este grupo de fertilizantes tenemos los de rápida liberación, rápida y lenta o lenta liberación. Estos últimos suelen estar fabricados para que el nitrógeno y otras sustancias se liberen poco a poco, y de manera regular.

Fertilizantes minerales o químicos

tipos de fertilizantes
Fuente: todayshomeowner

Con los fertilizantes minerales obtendremos resultados rápidamente, pero es importante aportar también materia orgánica. De esta manera evitaremos que los elementos químicos, con el tiempo, mineralicen al suelo y los dejen inservibles.

Tanto los fertilizantes minerales como los químicos tienen la ventaja de aportar los nutrientes necesarios en el momento en que la planta los necesite. Eso sí, recordemos que estos tipos de fertilizantes no suelen mejorar mucho la estructura física del suelo.

Los fertilizantes químicos suelen actuar muy rápido y estimulan estupendamente el crecimiento y desarrollo de las plantas. Pero es importante saber que no debemos abusar de ellos, pues podrían empobrecer el suelo de cultivo (a largo plazo). Recuerda que los fertilizantes se suelen utilizar de manera puntual. Evita el uso desmesurado de los mismos. ¿Cada cuánto tiempo sueles fertilizar a tus plantas?

Tipos de fertilizantes: órgano-mineral

tipos de fertilizantes
Fuente: taskeasy

¿Alguna vez has escuchado hablar de este tipo de fertilizante? Quizás sea el mejor para enriquecer tanto la tierra como las plantas. Está compuesto de macro elementos (Nitrógeno, fósforo, potasio, magnesio…); microelementos (Hierro, manganeso, cobre, boro, molibdeno, zinc.) y más materia orgánica. Como ves es una mezcla que ayudará a tus plantas.

Cuando lo utilices la planta irá seleccionando los elementos necesarios para su desarrollo. Esta combinación de material orgánico y mineral puede ser el equilibrio que tus plantas necesiten. Si no estás seguro/a de qué fertilizante utilizar este producto es un camino intermedio entre los fertilizantes orgánicos y los fertilizantes minerales. ¿Qué te parece escoger esta opción para el cuidado de tus plantas?

La principal ventaja de estos fertilizantes es que con una sola aplicación la planta asimilará la combinación de materia orgánica y nutrientes. A la hora de comprar estos productos los encontrarás en forma granulada o pellet; aunque también es posible disponer de formulaciones líquidas. ¿Qué te parece? ¿En qué forma prefieres el fertilizante?

Formulaciones de fertilizantes líquidos

tipos de fertilizantes
Fuente: motherearthliving

Los fertilizantes inorgánicos, minerales o químicos los puedes comprar en diferentes formatos; elige el que más te convenga. Unas presentaciones serán sólidas (bastoncitos o gránulos) y otras líquidas, como el caso de los ácidos húmicos. Otros fertilizantes son solubles al agua ya sí se pueden aplicar mientras regamos. ¿Cuál de estas formas de presentación sueles comprar?

Realmente la fertilización foliar es un estupendo método para una fertilización uniforme de las plantas. Estos líquidos se pueden aplicar a través de una regadera pero lo ideal es hacerlo con un recipiente para pulverizar. Si tus plantas están enfermas y ya tienes un tratamiento es posible compatibilizar estos tipos de fertilizantes. No obstante consulta siempre con un profesional de la jardinería. De esta manera evitarás dañar a tus plantas y al suelo que las nutre.

Como ves este tipo de fertilizante es muy fácil de aplicar pues lo puedes poner directamente o bien disolverlos en el agua, para aportar los elementos nutritivos vía hoja. Recuerda comprobar siempre la etiqueta y el modo de uso. Este fertilizante es de efecto rápido e inmediato pues las plantas lo absorben muy fácilmente. ¿Qué te parece este método para ayudar a las plantas a crecer sanas, fuertes y exuberantes?

En muchas ocasiones tendemos a confundirlos y pensar que son iguales, pero recuerda que los fertilizantes no son lo mismo que los abonos, pues estos últimos se utilizan de manera periódica. Los fertilizantes se usan de forma puntual y no siempre. De hecho debemos tener cuidado del abuso de los mismos pues podemos empobrecer el suelo y matar a las plantas. ¿Cada cuánto tiempo sueles añadir fertilizante a tus plantas? ¿Cada cuánto tiempo abonas la tierra de tus plantas?

¿Sabes más sobre los tipos de fertilizantes? ¿Quieres completar este artículo? ¿Qué tipo de fertilizante sueles utilizar con tus plantas?

También te puede interesar: Abonos biológicos.