Bonsai de fácil cultivo

Si estas pensando comenzar a cultivar bonsai debes elegir especies que sean más fáciles de cultivar, afortunadamente existen algunas especies más resistentes y no demasiado costosas.

Una de ellas es el olivo, se trata de una especie bonita que soporta bien el frío, si bien es cierto que también necesitarán de algunos cuidados diarios. Siempre deben ser cultivadas en el exterior.

El ficus es otra de las especies fáciles de cultivar. Puedes cultivarlos durante todo el año, aunque algunos expertos consideran que no es recomendable. El olmo es muy duro, una de las mejores opciones a la hora de iniciarse en las técnicas del bonsai.

Cultivo de bonsai

La técnica de propagación permite producir material base para el bonsai. Existen algunas técnicas que son las preferidas dado que permiten producir en poco tiempo un tronco maduro con ramas que estén ubicadas apropiadamente.

Al extraer un esqueje se debe cortar parte de una planta y se la coloca en el suelo adecuado para que pueda desarrollar sus raíces. Si la parte que es cortada es bastante gruesa se puede obtener un bonsai que parezca de edad avanzada más rápidamente que si el proceso comienza desde una semilla.

Los esquejes que son más delgados y jóvenes tienden a desarrollar raíces con mayor facilidad que los esquejes que son más gruesos y más maduros. Para la propagación de bonsai los esquejes nos brindan el material base, el que un tiempo después empezará a desarrollarse como bonsai.

El acodo es una técnica en la cual se promueve el desarrollo de raíces en una parte de la planta, por ejemplo, una rama, mientras aun está conectada a la planta madre.

Foto | Flickr