Cómo mantener el césped en verano y que no muera en el intento

El césped en verano puede estropearse si no le das los cuidados necesarios, que serán diferentes a los del resto del año ya que es una época más exigente. ¡Descubre cómo sacarle el máximo partido y que luzca espectacular!

Llega el verano y hay que esforzarse mucho más en tener el jardín en perfectas condiciones, ya que es la época del año en la que más partido le sacamos. El césped en verano debes cuidarlo mucho más que el resto del año, ya que sufre más con el calor y con el tránsito, que sin duda aumenta al utilizarse más el jardín.

Césped en verano
Fuente: Public Domain Pictures

En verano las temperaturas son más altas, por lo que hay más sequedad y tanto el césped como las plantas necesitan nutrirse y mojarse con mayor regularidad. Si quieres evitar que el jardín y el césped en verano se vean apagados y con aspecto feo, toma nota de los consejos que te voy a dar y podrás mantenerlo fácilmente y sin morir en el intento.

¿Cómo segar el césped en verano?

Uno de los aspectos más importantes que debes tener en cuenta para que el césped en verano no se vea afectado por el calor ni la sequedad es qué tipo de siega necesita la hierba. Será un tipo u otro dependiendo de la altura que quieres que tenga el césped, siendo lo más habitual 5 centímetros.

Césped en verano
Fuente: Public Domain Pictures

Si quieres que tu césped en verano sea más fino, puedes rebajarlo a 1-2 centímetros, que parece muy poco pero podría ser menos, como por ejemplo en los campos de golf, que hacen una siega prácticamente milimétrica. Para que tenga un aspecto bonito y muy llamativo, lo ideal es segarlo cada 3 días.

Es indispensable que mantengas el césped en verano a la misma altura, sea cual sea, pero todo a la misma altura para que se vea uniforme. Al ser meses de mucho calor y sequedad, lo mejor es mantenerlo no muy raso y poco alto, algo entremedias. Eso hará que la hierba pueda absorber mejor el agua y que sus raíces sean más fuertes y profundas.

¿Qué abono se utiliza?

Cuando lo hayas cortado, debes también abonarlo con un fertilizante que se adapte plenamente al tipo de hierba. Puedes preparar tu propio abono si sabes como hacerlo, será mucho más natural.

¿Y el riego?

Césped en verano
Fuente: Public Domain Pictures

En cuanto al riego, tiene que ser abundante ya que los meses de verano las temperaturas son más altas, y eso hace que necesite más agua ya que se absorbe más rápidamente.

¿Cómo combatir las plagas?

En el verano es también cuando más cuidado hay que tener con la aparición de hongos, infecciones y plagas en general. Puedes utilizar productos para la prevención, pero vigila también con frecuencia para aplicar algún fungicida especial si ves que aparece algo que no debería.

¿Hay zonas sin hierba?

En muchas ocasiones, durante el invierno hay zonas del césped que se quedan sin hierba, por lo que el verano es el momento ideal para replantar. Cuanto más riego y abono apliques, más crecerá.

Airea el suelo

Conviene airear el suelo del césped en verano para que se oxigene y así las plantas que siempre puedan crecer mejor. Remueve bien la tierra y conseguirás muy buenos resultados.

¿Qué tipo de hierba es mejor?

Hay diversos tipos de hierba, cada una más adecuada y recomendable según sus características y tus necesidades. El Festuca arundinacea es un césped que crece muy rápido, por lo que necesita más mantenimiento, especialmente si quieres tenerlo corto. Si prefieres uno de crecimiento lento, el Zoysia japonica es perfecto.

Algunas recomendaciones

Para que cumplas con éxito tu misión de mantener en las mejores condiciones el césped en verano, me gustaría darte también una serie de recomendaciones.

  • Evita segar el césped cuanto está mojado o húmedo.
  • Afila bien las cuchillas de la segadora, y límpialas a fondo cuando hayas terminado si el césped tiene hongos. Esto hará que evites infecciones en el futuro.
  • Si ha habido alguna plaga, es recomendable segarlo en dos ocasiones.
  • Es importante que recuerdes que, cuanto menor es la altura de la hierba, más sensible es a las infecciones.

Si llevas a cabo todos los cuidados de este artículo en tu jardín, verás que consigues que tu césped esté como nunca sin llegar a la locura por no saber qué hacer. ¿Conoces algún otro truquito que sea bueno para mantener el césped en verano? ¡No lo dudes y compártelo con nosotros!