-

Diferentes tipos de estiércol y sus características




En agricultura se emplean principalmente los desechos de oveja, de caballo, vacuno, de gallina, murciélago… Si estás metido en este mundillo y te interesa aprender un poco más, a continuación dejo un poco de información con algunos tipos de estiércol que te ayudarán a abonar y mejorar la tierra para su cultivo.

¿Qué es el estiércol?

El estiércol es el nombre con el que se denomina a los excrementos de animales que se utilizan para fertilizar los cultivos. En algunas ocasiones el estiércol está constituido por más de un desecho orgánico, además del excremento del animal también puede haber restos de las camas.

El estiércol es la base del compost o mantillo en la agricultura ecológica. Te ayudará a abonar la tierra para que las plantas crezcan con mucho más vigor y más fuertes. A continuación dejo algunos tipos de estiércol.

Tipos de estiércol: de cabra

Este estiércol es uno de los más ricos en nutrientes que puedes encontrar o comprar. Contiene alrededor del 7% de nitrógeno, 2% de fósforo y 10% de potasio, además de todos los oligoelementos. Por si no te es suficiente, suele incorporar pelos del animal, lo que aporta aún más nitrógeno.

Tipos de estiércol: de vaca

estiercol para el campo 3

El estiércol de vaca es bastante pobre en nitrógeno, pero es perfecto para usar en climas fríos pues sirve tanto como abono, como acolchado para las plantas. Este tipo de estiércol contiene un 0,6% de nitrógeno, un 0,3% de fósforo, un 0,4% de potasio, y oligoelementos.

Tipos de estiércol: de gallina

Se trata de uno de los estiércoles más ricos en nitrógeno y calcio que hay, pero es realmente fuerte. Por este motivo es indispensable dejarlo fermentar bien durante varios meses, antes de utilizarlo. Posteriormente debe mezclarse con otros estiércoles.

Su alto contenido en calcio hace que no se deba abusar de este tipo de estiércol, si se tiene una tierra calcárea. Por último, se puede utilizar como abono para plantas siempre y cuando proceda de animales que vivan de forma natural, criados al aire libre.

Estiércol de oveja

Es uno de los más ricos y equilibrados que hay, siempre y cuando proceda de ovejas que pastan por el campo. Si se obtiene fresco, hay que dejarlo fermentar dos o tres meses, ya que también es muy fuerte. Y una vez pasado ese tiempo, se puede mezclar con la tierra o el sustrato sin problemas.

Más contenidos recomendados:
Cuida tus plantas

Estiércol de caballo

Este tipo de estiércol es bastante pobre en nutrientes, de hecho tiene 0,6% de nitrógeno, 0,6% de fósforo, 0,4% de potasio y oligoelementos. Lo ideal es dejar que termine de secarse al sol para que fermente y su olor disminuya. Pero si compras este estiércol en sacos, debes saber que no desprenderán mal olor.

El estiércol de caballo está especialmente indicado para mezclarlo sobre aquellas tierras que se hayan erosionado o bien que estén en proceso de erosión. De esta manera ayudará a que los terrenos se aireen y se vuelvan más esponjosos.

Estiércol de conejo

estiercol para el campo

Es un buen estiércol rico en nutrientes el cual contiene un 4% de nitrógeno, un 4% de fósforo y un 1% de potasio, además de todos los oligoelementos. Pero debemos saber que es también muy fuerte y ácido. Por este motivo se debe dejar fermentar durante varios meses y además no ponerlo muy cerca de los tallos de las plantas.

Más contenidos recomendados:
¿Qué es el abono verde?

Estiércol de cerdo

Por otro lado, también podemos hacernos con el estiércol de cerdo proveniente de granjas o bien de bovino proveniente de lecherías tiene consistencia líquida y se denomina purín. Este estiércol es excelente para plantas, verduras y semillas, pero hay que dejarlo fermentar durante más de 5 antes de ser añadido al suelo.

Tipos de estiércol de paloma y otros pájaros

Este tipo de estiércol es uno de los que no se recomienda para el abonado de las plantas, ya que es demasiado fuerte. En cambio es perfecto para bonar por primera vez un terrno. Eso sí, antes de utilizarlo sobre el suelo es conveniente mezclarlo con otro tipo de estiércol.

Si diecides utilizarlo por vez primera para bonar un suelo, la dosis debe ser inferior a 0,5kg por cada metro cuadrado. Actualmente como alternativa se utiliza guano (excremento de murciélago) o bien de pingüino.

¿Por qué se debe abonar la tierra del jardín, macetas, jardineras…?

Es un paso muy importante que se debe realizar de vez en cuando, puesto que la tierra (tanto en jardines como en macetas) pierde nutrientes con mucha facilidad, más de la que creemos. Si esto sucede acabará perjudicando a nuestras plantas.

Más contenidos recomendados:
Cómo hacer compost orgánico

Si te preguntas con qué abonar la tierra, lo mejor es con estiércol natural; puesto que es uno de los abonos orgánicos más utilizados y con el que las plantas crecerán de forma impresionante. No obstante, existen más tipos de abonos que puedes utilizar.

Los fertilizantes y abonos orgánicos para plantas más recomendados

Estiércol: Como hemos comentado, es uno de los mejores y más beneficiosos fertilizantes orgánicos para el suelo que puedes utilidar.

Cáscaras de huevo: Las cáscaras de huevo son muy beneficiosas en el jardín, pues aportan nutrientes como el carbonato cálcico y sirven como repelente de ciertas plagas.

Pieles de plátano: Los plátanos poseen un alto contenido en potasio, que es muy beneficioso como nutriente para nuestras plantas, por ejemplo, es muy beneficioso para la floración.

Los posos del café: Podemos aprovechar los posos o restos de café para fabricar abono para nuestras plantas, ya que aportan una buena cantidad de nitrógeno, muy beneficioso como nutriente.

Césped: Una vez cortado el césped o las malas hierbas, pueden ser añadidos a nuestro abono orgánico, ya que son restos muy ricos en nitrógeno y conservan algunos de los nutrientes que han absorbido del mismo suelo sobre el que han crecido.

Ceniza: Las cenizas aportan grandes cantidades de potasio y carbonato cálcico, ideal para fabricar un buen abono casero.

Vinagre: El ácido acético del vinagre es muy bueno para las plantas que requieren de suelos ácidos.

Humus de lombriz: El humus de lombriz es uno de los mejores abonos orgánicos, totalmente natural y efectivo para mejorar la salud de las plantas, para que crezcan sanas y florezcan o den frutos.

Más contenidos recomendados:
Cómo hacer compost orgánico

Lentejas: Los germinados de lentejas son excelentes como abono y enraizante

¿Te ha sido de utilidad este post con los distintos tipos de estiércol? ¿Buscas ideas para convertir cosas en macetas o jardineras estupendas? ¿Quieres ver bonitas ideas para decorar con hojas naturales? ¿Buscas ideas llamativas para decorar con plantas tu hogar?


79aae41a73a9c33584655f9f9d92e21d?s=96&d=retro&r=g
Silvia Martínez Casareshttp://decoracionyjardines.com
Diplomada en Educación social; técnico en laboratorio de imagen; tengo mucha experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria... etc. Además, soy peluquera... ¡cosas de la vida! Por otro lado me encanta dibujar, la fotografía, la música, leer por la noche, Moto GP, la danza y claro está escribir (Tengo algunos cuentos y relatos cortos)... entre muchas otras cosas!

Lo último...

6 tips para preparar tu jardín para la llegada del buen tiempo

Con la llegada del buen tiempo, las personas empiezan a realizar diferentes trabajos en su jardín para poder disfrutarlo al máximo cuando el tiempo...

Prepara un taller en tu jardín y disfruta de tu hobby en un buen ambiente

El ocio personal es imprescindible en nuestras vidas. Lo consideramos un componente esencial para poder salir de la rutina. Muchas veces buscamos actividades fuera...

Ideas DIY para pequeños espacios urbanos

Con la llegada de la primavera, es el momento de empezar a preparar las terrazas y balcones para disfrutar de esos espacios. En el...

Nombres de plantas y su significado

Los significados de las plantas varían de una cultura a otra. Así, según las creencias, las diferentes culturas y el paso del tiempo, pueden...

Ideas DIY para decorar terrazas y balcones

Si una cosa clara nos ha dejado la pandemia, no es otra que la importancia de las terrazas y los balcones, más cuando el...