5 plantas medicinales para cultivar en el jardín

Siempre que estamos malitos recurrimos a la farmacia de guardia sin saber que, en las plantas medicinales, tenemos la solución a la mayoría de los males menores. En este artículo te mostramos 5 plantas que puedes plantar en tu jardín para que puedas tener tu propio botiquín ecológico.

La mayoría de la gente desconoce que la gran parte de medicamentos que consumimos habitualmente están hechos con extractos de plantas sintetizadas. De ahí la gran importancia de las plantas medicinales. Se cogen las propiedades que realmente interesan para el medicamento, se procesan y se crean píldoras o sobres. Parece como si hubiésemos perdido la esencia del ser humano, esa que sabían nuestros abuelos y nuestros antepasados y que ya solo conocemos gracias a los libros. Nos hemos acostumbrado a una vida sintética en la que produce repelús el beber la savia de una planta para curarnos, pero es que eso ha sido desde siempre, es más, el medicamento que estás tomando tiene la esencia de esa planta. Nos hemos alejado de lo tradicional y hemos abrazado lo virtual.

Pero fuera de divagaciones, en este artículo te queremos mostrar 5 plantas que puedes cultivar en tu jardín para que puedas tener tu propio botiquín ecológico.

Aloe Vera

dietasygym.com
Fuente: dietasygym.com

Se conoce al aloe vera por sus propiedades curativas y por ser la planta de los 101 usos. Por ejemplo, es recomendable en quemaduras pequeñas aplicarnos la pulpa del aloe sobre la quemadura para aliviarnos el dolor, bajar la hinchazón y curárnosla. Es increíble el poder regenerativo del aloe vera, tanto es así que también es recomendable su uso para la hemorroides. El procedimiento sería el mismo, aplicamos la pulpa del aloe sobre la zona inflamada y dejamos actuar. Incluso, para problemas digestivos como colitis, úlceras o falta de apetito, el zumo de aloe hace muy buen papel.

El cuidado del aloe vera es muy sencillo, solo necesitan sol en abundancia como cualquier suculenta. Es bueno cultivarlas sobre un suelo de mezcla de gravilla y que tenga buen drenaje. Ponla en el lugar más caluroso de la casa ya que soporta bien la sequía.

Caléndula

lookfordiagnosis.com
Fuente: arturoglezv

La caléndula se adapta a cualquier tipo de jardín. Es una planta de batalla que ayuda a combatir las mordeduras, torceduras, picaduras, heridas, pequeñas úlceras e incluso varices. Tomada como infusión viene muy bien para plantarle cara a la fiebre. Si eres de las que te gusta guapa estás de enhorabuena, ya que la caléndula tiene muchas propiedades estéticas. Es ampliamente utilizada con fines cosméticos.

La caléndula, aparte de ser una planta medicinal, llenará nuestra jardín de sus tonos anaranjados. Es una planta anual, es decir, una vez de flores se marchitará. La etapa de floración es en verano, aunque dependiendo de la época de siembra, pueden mantenerse en flor todo el año. Las caléndulas son muy delicadas. Son muy susceptibles al exceso de humedad así que proporcionales un suelo bien drenado. Los riegos deben ser regulares y no muy abundantes.

Manzanilla

lookfordiagnosis.com
Fuente: lookfordiagnosis.com

La manzanilla también se encuentra en el top de las plantas medicinales. Es muy hábil combatiendo enfermedades comunes como resfriados, problemas digestivos, eczemas, dolor de muelas, dolor de oídos, conjuntitvitis e incluso, para tratar heridas de la piel.

Esta planta aromática necesita sol directo para poder crecer con normalidad. Es imprescindible para ella tener un suelo bien drenado y permeable, no importa que sea pobre, si no que drene bien. No debes regarla en abundancia, con un riego regular es más que suficiente. Su etapa de floración es la primavera y sus flores son muy parecidas a las margaritas: de pétalos blancos con sus centros amarillos. Además, te sorprenderá el bonito aroma que dejará en tu jardín.

Equinácea

bioexportpanama.com
Fuente: bioexportpanama.com

La equinácea es otra de esas plantas que nos ayudan a combatir múltiples problemas de salud como quemaduras, pequeñas heridas o llagas. Es ideal para fortalecer el sistema inmunológico y 100% fiable para el alivio de alergias y picaduras de insectos. Todo eso si no contamos con el colorido que puede dar a nuestro jardín que eso también ayuda a la vista.

La equinácea es una planta perenne que requiere de sol directo, aunque tolera las zonas de media sombra. Aguanta muy bien los calores extremos y necesita de un suelo bien drenado para poder crecer con normalidad. Florece desde principios del verano hasta las primeras heladas de otoño. Podemos encontrarla en múltiples colores como rosadas, blancas, rojas o violetas.

Menta

menta
Fuente: lacoquetademariaantonieta.com

Ya hablamos en el artículo anterior sobre el cultivo de la menta y sus grandes propiedades alimenticias. Hoy nos toca hablar sobre sus propiedades curativas. Y es que la menta tiene gran contenido en vitamina A, vitamina C y manganeso. Además es muy saludable para los problemas estomacales como el síndrome del colon irritable, flatulencias, pequeños malestares…

Ya os dijimos que la menta es una planta muy invasiva así que es recomendable que la tengamos en una maceta aparte de las demás plantas. Además tiende a crecer horizontalmente, asi que procura que tenga espacio. Es muy importante que tenga un suelo húmedo, regandolo de manera abundante todos los días. Crecen muy bien en las zonas con sombra y, a pesar de ser perennes, pierden su follaje en otoño.

¿Y a ti? ¿Se te ocurre otra planta medicinal que podamos plantar en el jardín?