6 consejos para reducir al máximo el consumo de agua en tu piscina

Ante los problemas de agua provocados por la falta de lluvias, resulta importante hacer un uso sostenible de este recurso. Ahora que el calor ha llegado, las piscinas se convierten en las auténticas reinas de los hogares. Para conseguir reducir al máximo su consumo, es importante llevar a cabo una serie de consejos que pueden hacer que ayudemos a reducir el consumo lo máximo posible.

Consejos clave para reducir el consumo de agua

Controla el agua

Para evitar el vaciado frecuente de tu piscina, es esencial tratar correctamente el agua, lo que también contribuirá al ahorro de agua. Un método efectivo de desinfección podría ser el uso de un sistema de desinfección salino o de luz ultravioleta, que permite generar cloro natural a partir de la sal y lograr una excelente calidad de agua. Con estos sistemas, podrías conservar el agua sin necesidad de reemplazarla durante al menos cinco a seis años.

Además, es crucial realizar un examen exhaustivo de tu piscina en busca de posibles fugas. Estas pueden pasar desapercibidas a primera vista pero podrían causar pérdidas significativas de agua. Durante la temporada de invierno, el uso de un invernador puede ayudar a preservar la calidad del agua, eliminando la necesidad de vaciar la piscina.

Evita la evaporación

Las altas temperaturas del verano hacen que el agua se evapore y provoca que tu piscina vaya perdiendo agua. Por ello, con la ayuda de un cobertor podrás evitar hasta un 70% la evaporación. Cuanto mayor sea la temperatura del agua, mayor evaporación habrá.

Limpieza constante

Mantener limpio el fondo de la piscina es muy importante, de este modo, usar un limpiafondos automático te ayudará a reducir hasta un 20% el consumo de agua. Y para una buena limpieza, no te olvides de lavar los filtros de tu limpiafondos. 

Prepárate para el invierno

Si no vas a usar la piscina durante un tiempo, usa una cubierta de verano o de invierno para cubrir tu piscina y mantener el agua en buen estado durante las estaciones en las que no vayas a usarla. Puedes instalarla de forma fija (automática) o adquirirla manual. Existen dos tipos de cubierta: la de invierno que cubre la piscina y evita que entre la suciedad y la isotérmica, que tapa la piscina por la noche durante la temporada de verano. La cubierta evitará que entre la suciedad y conseguirás que se mantendrá la temperatura del agua como desees. 

Programación del sistema de riego

Asegúrate de programar el sistema de riego de tu jardín de manera adecuada para evitar que se desperdicie agua innecesariamente en la piscina.

Recolección de agua de lluvia

Considera la instalación de sistemas de recolección de agua de lluvia para rellenar tu piscina. Esto te permitirá utilizar agua gratuita y reducir tu consumo de agua potable. Al seguir estos consejos, los propietarios de piscinas podrán contribuir significativamente a la conservación del agua y, al mismo tiempo, disfrutar de un verano refrescante y responsable.

A tener en cuenta

Debes mantener el agua en la piscina, no sólo para no desperdiciarla sino para garantizar la propia estructura del vaso de esta. El agua tiene el poder de amortiguar las diferencias de temperaturas y evitar que se hagan posibles fracturas del vaso. No llenes la piscina de más ya que así podrás evitar que se desborde y, por lo tanto, no desperdiciar agua. Con estos consejos podrás disfrutar de tu piscina durante todos los días del año, y además conseguirás así un ahorro de agua en tu factura.

Scroll al inicio