Cuidados de verano para las plantas de interior

El verano es hermoso y trae entre otras cosas a las soñadas vacaciones. Pero tiene sus desventajas también, por lo menos para nuestras plantas de interior. Y es que este tipo de plantas sufren durante la temporada estival ya que el calor es alto y permanente durante todo el día. Por eso, atento a estos cuidados de verano para las plantas de interior.

Cuidados de verano para las plantas de interior 3
F. D. Richards – Flickr

En esta etapa se las debe cuidar con especial esmero para que conserven la humedad y sobrevivan en buen estado. Como no todos saben como cuidarlas adecuadamente, aquí les enseñaremos a hacerlo de la mejor manera. Pero para ello son necesarios algunos cuidados de verano para las plantas de interior.

Paradójicamente, tanto el invierno como el verano son las estaciones ideales para adquirir nuestras plantas de interior ya que al registrarse en esas épocas las temperaturas extremas, si una planta está sana y lozana en esos momentos difíciles, significa que están sanas completamente y serán las indicadas para llevarlas a nuestra casa.

En materia de precios, un Lilium o unas flores de Anthurium se consiguen a unos 7 euros. Por un Ficus Benjamina, una yucca o una Scheflera deberemos pagar unos 15 euros, puestos en macetas. El tamaño más común de estas macetas es de 12 centímetros de diámetro.

Cuidados de verano para las plantas de interior 2
Wikipedia

Cuidados para las plantas de interior

Los cuidados de verano para las plantas de interior no son demasiados. Basta con que sean ubicadas en un lugar con buena luz natural, a una temperatura adecuada y con la humedad necesaria. La ventilación también es importante así como el agua y algunos nutrientes adicionales que nunca vienen mal.

¿Qué sucede en caso de irnos de vacaciones? Bueno, Las plantas podrán sobrevivir sin problemas hasta por unos diez días. siempre que tomemos los siguientes recaudos, los siguientes cuidados de verano para las plantas de interior.

Las plantas que usualmente se riegan cada siete días, riégalas antes de irte pero con mayor cantidad de agua. Eso le será suficiente hasta que vuelvas y renueves su riego. A las plantas que se humedecen cada tres días, les bastará con colocarlas alejadas del sol que entra por las ventanas para que les baste el agua de que disponen.

En el caso de las plantas que necesitan riego constante deben colocarse dentro de bolsas de plástico agujereadas de manera tal que puedan conservar la humedad. También aquí es conveniente rotar su ubicación para colocarlas en zonas alejadas de la luz solar.

Sin embargo, hay otra solución que es la de que alguien más se haga cargo de cuidar de tus plantas. Esta salida resérvala para el caso de que planees estar ausente de tu casa por más de quince días. En este caso deberás buscar preferentemente gente idónea en el cuidado de plantas ya que de lo contrario será peor el remedio que la enfermedad. Si las vacaciones serán muy prolongadas, coloca las plantas más voluminosas fuera de tu casa -en caso de tener espacio para ello-. Lo mejor es situarlas en un lugar situado a Norte, con ese recaudo, olvídate de ellas.

Cuidados de verano para las plantas de interior 1
Wikipedia

Uno de los cuidados de verano para las plantas de interior más importantes si se deben llevar al exterior es comenzar a aclimatarlas en primavera. En otoño hay que volver a hacer el mismo proceso de ambientación. También es conveniente comprar un sistema de riego vacacional. Su función es la de recoger el agua de un cubo de agua. El costo de un pack es de alrededor de 10 euros.

Un truco para encontrar a las plantas de interior geniales al regreso de tus vacaciones es colocarlas en el baño -sólo si tiene luz natural-. Para ello, ubicas unos ladrillos en la bañera y la llenas de agua hasta algo más de la mitad de los ladrillos. Paso seguido, se colocan las macetas -preferentemente de barro- sobre los ladrillos. Finalmente se cubre la bañera con una capa plástica trasparente, a la que hayas agujereado en varias zonas. De esta forma el agua y la temperatura se conservarán en ese pequeño invernadero casero.

Siguiendo con los cuidados de verano para las plantas de interior, en caso de que esta estación sea muy calurosa en tu ciudad, una buena medida será la de trasplantarlas a macetas preferentemente de plástico, ya que son las que retienen mejor el agua. No son caras ya que una común de polipropileno no llega a los 2 euros. Otra buena medida es fertilizar frecuentemente y preferentemente cuando el sustrato está húmedo y regando abundantemente. El costo del abono es de unos 6,50 euros por litro.

Para saber si las plantas deben ser trasplantadas o no, se debe humedecer la tierra y extraerlas de su maceta con cuidado. Si la planta conserva la forma de la maceta y no cae tierra de sus raíces, se la debe pasar a una maceta de 7 centímetros más de diámetro. El beneficio del cambio es que ahora las plantas necesitarán regarse no tan frecuentemente. Este es otro importante de los cuidados de verano para las plantas de interior.

Recuerda que no debes mojar ni las hojas ni los tallos de las plantas de textura aterciopelada, sólo su sustrato. A las plantas ácidas (hortensia, magnolia, azalea etc.,) conviene vaporizarle las hojas en los días de mucho calor y limpiarlas con agua y jabón para retirarles el polvo que llevan adherido. En otoño, finalmente, la necesidad de abono es menor al igual que su crecimiento. Bastará con un abono cada tres semanas. También sucede lo propio con los riegos.

¿Qué otros cuidados de verano para las plantas de interior pones en práctica?